EL BLOGCAST: Noticias, Podcast, Vídeos, Recortes... 

Aprender a escuchar lo que nos dice nuestra voz


En la voz profesional, es nuestro trabajo también, como profesionales, estar atentos de los mensajes que nos va transmitiendo nuestra voz.


Nosotros, como conocedores y productores en primera persona de nuestra propia voz, si aprendemos a escucharla, podremos anticipar cualquier patología, por pequeña que esta sea.


Cuando la voz profesional no está preparada técnica o funcionalmente para los esfuerzos que debe realizar en nuestro trabajo, puede verse alterada en su timbre, intensidad, volumen, brillo, afinación, etc. Esto producirá un síndrome vocal, comprometiendo partes que intervienen en nuestro proceso fonatorio.


Los profesionales de la voz, tenemos que estar atentos a nuestra herramienta y grabarnos durante nuestras sesiones de entrenamiento, tanto voz hablada como cantada, para así sentir acústicamente las alteraciones en cuerdas vocales y percibir a nivel físico si hay algún cambio en cuanto a esfuerzo, molestias o cansancio post-laboral.


El abuso y la fatiga vocal provocan situaciones de debilidad corporal en las que aparece una voz débil, apagada y sin apoyo (esto nos indica que hay una disminución de presión subglótica) y habría que tratarlo desde la técnica y rehabilitación vocal profesional. Si esta patología se mantiene, nos puede derivar en problemas secundarios más graves.


Pero no solamente la hiperfunción vocal (exceso de trabajo vocal sin estar preparados) nos puede inducir a un problema en la voz, también y en muchas ocasiones, las patologías vocales vienen provocadas por un estado contrario: la hipofunción vocal, que está al lado contrario, es decir, cuando no entrenamos, cuando no hay un uso constante de la voz, cuando utilizamos poco nuestro instrumento y lo llevamos a una hipotonía muscular, provocando disfonías, y otras alteraciones parecidas a las causadas justo por el exceso de uso vocal.


Así que, recuerda, cosas importantes:


  • Aprende a escuchar tu voz

  • Graba tus sesiones de entrenamiento (cantando o voz hablada)

  • Registra tus sensaciones cuando estas "bien de voz" para comparar

  • Sigue entrenando, también en periodos de patrón laboral, entrena siempre.

  • Cuidading tanto con el exceso vocal como con la falta de uso vocal.

  • Consulta cuanto antes con un coach vocal o logopeda ante los primeros signos de sospecha ante cualquier problema vocal.